Mujeres al frente de Organizaciones

“Hay que seguir trabajando, pero ya tenemos a muchas mujeres al frente de organizaciones”

Sagrario Angulo es gerente de la organización ecuatoriana de Comercio Justo Camari, una entidad que facilita a las organizaciones artesanas y campesinas la comercialización de sus productos. 

¿Qué es Camari? ¿Cuál es su finalidad?

Camari es una comercializadora solidaria que nació en 1981 bajo el paraguas de Fundación FEPP, una fundación que lleva casi 50 años haciendo desarrollo social. La comercialización siempre ha sido un problema para los pequeños productores, por eso esta fundación crea su brazo comercial, que es Camari.

Nos dedicamos a la comercialización para apoyar a pequeños productores, pero entendemos que esto es solo un  instrumento porque lo que buscamos es que los pequeños productores mejoren su calidad de vida.

¿Cuáles son los principales problemas de los pequeños productores de Ecuador?

Hay varios, pero en la comercialización, en concreto, los principales problemas son la falta de mercado para poder vender sus productos, otro es que al ser pequeños tienen menos capacidad de producción, y otro problema sería las dificultades para mejorar la calidad del producto. Para ello, nosotros promovemos la asociatividad, que la gente se una y trabaje unida, que persiga un fin solidario y común. De ese modo es más fácil trabajar para paliar los problemas que comentaba antes. Trabajamos apoyándoles para que puedan ampliar su capacidad de producción, mejorar la calidad del producto, cumplir plazos…

¿Qué tipo de productos comercializáis?

Comercializamos todo lo que produce nuestro país. Tenemos una línea de agroexportación y también de artesanías. Exportamos granos como cereales y también  harinas. Ahora en mi país hay el boom del emprendimiento. Hace 10 años en Ecuador se implementó la Ley de economía popular y solidaria y esto fue incentivo para que los productores no solo saquen la producción, sino que también la transformen y tenga un valor agregado. Eso ha dado un buen resultado pero sigue habiendo un importante problema de acceso a los mercados. Nuestras tiendas de Comercio Justo están precisamente para eso, se han convertido en las vitrinas para estos pequeños productores y emprendedores. Así que por ejemplo si en nuestro país se produce quinoa, nosotros vendemos no solo quinoa a granel sino también la barra de quinoa, bebida de quinoa y otros derivados. También vendemos cebada, arroz y otros cereales y algunos de estos también los exportamos.

En la exportación nuestro producto estrella es la panela granulada orgánica.

Por otro lado también comercializamos  artesanías: tenemos bisutería en tagua, tejidos, textiles… hay mucha variedad. En artesanía exportamos a un mayor número de países  aunque la cantidad es menor en relación a los productos agrícolas.

¿Cómo cambia la vida de los productores y productoras trabajando en Comercio Justo?

Es difícil medirlo. Nosotros vemos cambios importantes, como que la gente emigra menos a la ciudad, se han empoderado en el campo, porque al hacer esta comercialización justa los ingresos quedan en la localidad.

Eso es sobre todo lo que nosotros notamos y es el objetivo principal de trabajar en asociatividad. Con el resultado de la comercialización, también mejoran sus infraestructuras para poder producir más, almacenar…

También los hijos de los productores y productoras tienen acceso a la educación ya que asisten a la escuela.

Con todo ello yo sí me atrevo a decir que se notan mejoradas las condiciones de vida frente al comercio convencional. Tenemos una relación con clientes muy estrecha y de largo plazo gracias a las cuales hemos podido gestionar recursos para obras de infraestructuras, por ejemplo, para mejorar sus centros de acopio, construir sus oficinas para que puedan reunirse… eso está a la vista.

Y en cuanto a la igualdad de género, ¿se van viendo cambios?

Para el Comercio Justo la equidad de género es muy importante. Trabajamos con muchas organizaciones en las que la mayoría son mujeres, pero esto no significa que haya un matriarcado sino que es porque ellas han tenido la valentía de organizarse y tomar decisiones. También hay cooperativas lideradas por mujeres. Sin embargo todavía hay una falta de empoderamiento en muchas mujeres. En el Comercio Justo sobre todo lo que buscamos es el empoderamiento, que particularmente las mujeres sean capaces de tomar decisiones y que tengan las mismas oportunidades.

Nosotros trabajamos todo esto a través de formación. Tenemos una escuela en la que damos capacitación a las mujeres y también ofrecemos formación sobre equidad de género dirigida tanto a hombres como a mujeres, porque no serviría de nada trabajarlo solo con mujeres.

Vemos que poco a poco se va quitando ese estereotipo de que la mujer solo debe estar en casa. Principalmente estamos viendo este cambio en el campo. Ahí vemos la capacidad que adquieren muchas mujeres para estar al frente de una organización, para organizar sus actividades.

Y además, cuanto más se forman, más interés tienen en seguir capacitándose. Con estas formaciones ellas adquieren conciencia a de su valor, toman fuerza, se empoderan. No está todo conseguido, todavía hay que seguir trabajando, pero ya tenemos a muchas mujeres al frente de organizaciones.

Con las siguientes generaciones se va consolidando este proceso…

Sí, eso es clave para que se dé el cambio. Por eso también tenemos procesos de formación con jóvenes y adolescentes porque es muy importante ir cambiando desde pequeños esta mentalidad.

Por último, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a los consumidores y consumidoras de nuestro país?

Nosotros valoramos y agradecemos el tener una relación comercial con varios clientes de España desde hace tiempo.

Lo que los consumidores hacen o puedan hacer consumiendo productos de Comercio Justo es muy agradecido por quienes están al otro lado. Los productores y productoras lo agradecen inmensamente porque de esa manera están contribuyendo a una mejor educación, a mejores condiciones de vida y están evitando un problema grave para países como el nuestro, que es el de la migración hacia la ciudad. Si no se frenan estas migraciones, con el tiempo no va  a haber quién trabaje el campo; es importante que la gente permanezca en su tierra. Esto se incentiva mucho cuando los productores ven que su producto tiene salida, que es valorado, cuando ven que aparece en otras vitrinas y se está vendiendo.

A los consumidores les diría que es bueno que sepan que detrás de cada producto hay una historia.

¿Le gustaría añadir contar más?

Me gustaría contarles la experiencia de Comercio Justo en Ecuador. Quito ha sido nombrada ciudad por el Comercio Justo. Así que ahora en Ecuador hay dos ciudades por el Comercio Justo, la otra es Riobamba, en la región del Chimborazo, centrada en la producción de cereales, una producción muy rica de nuestro país.

En Ecuador hemos logrado hacer del Comercio Justo una política pública y ahora estamos trabajando para que se visibilice y se normatice el Comercio Justo porque están apareciendo muchas iniciativas que se denominan de Comercio Justo pero en realidad no lo son. El objetivo ahora es verificar lo que realmente sea de Comercio Justo, verificar esos procesos. Ahora estamos haciendo un seguimiento de las estrategias planteadas, para tener resultados dentro de la política pública de Comercio Justo, en el marco de la ley de economía social y solidaria. Esta ley ha sido una herramienta con la que se ha apoyado a mucha gente, porque se dirige al sector  más vulnerable, que no ha tenido apoyo durante muchos años. Con todo esto solo queremos visibilizar el Comercio Justo, que los mayores beneficiarios sean los pequeños productores y darlos a conocer al mundo.

Café de Nicaragua

Este café ha sido producido al norte de Nicaragua por el Grupo solidario Los Alpes-Cantagallo, formado por campesinos que tras ser desmovilizados del ejército en 1990 decidieron unirse para cultivar y comercializar su producto. Sus técnicas responsables contribuyen a la protección de la variada flora y fauna de la zona.

Este grupo solidario de pequeños productores, han aportado históricamente su café ecológico a ESPANICA desde 2005 y su objetivo próximo es el de constituirse en Cooperativa y poder continuar con programas de asistencia técnica, equidad de género, educación, capacitación, financiamiento y comercialización, créditos para mantenimiento de fincas y diversificación de las mismas.

Mercadillo 1 vez al mes organizado Proclade

Proclade Valladolid pone un mercadillo con productos de alimentación de Comercio justo el tercer domingo de mes se ha realizado el 18 noviembre y también este 23 diciembre  y empezara el año con nuevas fechas.                                                                           

Mercadillo en la entrada de la Iglesia de la Plaza Circular Parroquia corazón de María.


Desde 2016 nos acompañan dos simpáticos personajes: ‘Taza de café’ y ‘azucarillo’, que nos recuerdan la importancia de apostar por un comercio en el que salimos ganando todos y todas. Todo ello desde la marca ‘haki’, que en suajili significa derechos.

Consumir y hacer la compra parecen hechos sin importancia que afectan sólo al consumidor; sin embargo, el consumo es un hecho que afecta a toda la humanidad porque tras ese gesto concreto y cotidiano se esconden problemas sociales, políticos y medioambientales que alcanzan a todo el planeta. Para Fundación PROCLADE el Comercio Justo es una herramienta de sensibilización enmarcada dentro de la lucha contra la pobreza y a favor de la justicia. A través de actividades y materiales de sensibilización en jornadas solidarias, charlas de formación y venta de productos de Comercio Justo, todas las delegaciones de la entidad tratan de acercar la realidad de los productores del Sur y ofrecen esta alternativa al comercio tradicional que promueve los derechos laborales y humanos.

 

Evento en diciembre Plaza España

LA PLATAFORMA DE COMERCIO JUSTO  plantea una alternativa al despilfarro navideño
  •  Hogar sostenible, como dejar de utilizar el plástico en el hogar, desde que se compra hasta que se come.
  •  Banco del tiempo. Tú tiempo por mi tiempo.
  •  Sodepaz, artesanía con telas de países y papelería.
  •  Azacán.  Libros de segunda mano.
  • Bulgarcita Pingos diseño propio con prendas de ropa donadas.
  •  Oxfam Intermón. Mermeladas con «desecho», cristal reciclado y papel.
  • PROYDE. Plástico reciclado tejido por mujeres de Burkina Faso.
  •  Fiare. Banca ética.
  • Energética. Energia sostenible.

Nos visitan del Ayuntamiento

 

 

 

 

16 de diciembre Consumo Responsable

Comercio responsable vs Derroche navideño

Plaza España el 16 de diciembre de 11:30h a 14:30h

Este año desde La Plataforma de comercio justo queremos difundir una alternativa de consumo justo y responsable en este mes de tanto consumismo y despilfarro.

Comparte tu idea, que esa también es la nuestra.

Gracias por tu compañía.

Hoy reivindicaremos que hay otra manera de hacer economía más humana y sostenible.

Actividades:

# 11:30-14:30h: Exposición Consumo crítico. 

 # 12:15-12:45h: Charla a cargo de Bulgarcita Pingos: “recicla y vencerás”

# 13:00-14:00h: Danzas del Mundo a cargo de Radalaida.

# 12:00-14:30h: Chocolatada  de comercio Justo con polvo de cacao  Pacari (Naturaleza)

Participantes:

–  Hogar sostenible (Economía circular)

–  Información Trueque (Banco del tiempo)

–  Papel  y artesanía reciclada (Sodepaz)

–  Libros de segunda mano (Azacán)

–  Recicla y vencerás (Bulgarcita Pingos)

  Mermeladas con “desecho”, telas,  papel y cristal reciclado (Oxfam Intermón)

–  Tejidos con plástico reciclado (PROYDE)

–  Información (Fiare)–  Exposición Sol-E (Energética)

En que gastas tu dinero…

Los recursos económicos deben orientarse hacia el provecho social, creando empleo digno, apoyando la inserción laboral, proveyendo productos y servicios de utilidad social, colaborando con el Comercio Justo, respaldando el consumo responsable, apoyando procesos productivos no contaminantes y potenciando la Economía Solidaria.

Es necesario un black friday

          DAMOS UNA VUELTA AL CONSUMO

COMERCIO JUSTO- RECICLAJE- REUTILIZACIÓN

Sabemos que el black friday ha llegado para quedarse y que es muy tentador, lo sabemos… también sabemos que son muchas las personas que adelantan sus compras navideñas aprovechando los descuentos.

Resultado de imagen de fotos de oxfam marca justa

Es bueno tener una alternativa, un lugar donde acudir si queremos comprar con una filosofía más sostenible y desde la perspectiva más responsable. Al final es pensar dónde queremos que vaya nuestro dinero. Si es el caso que vas a necesitar algo para estas fiestas, para los regalos, … y no presionadx por el “tengo que”,  es una buena oportunidad, una oportunidad para conocer marcas responsables y consumir en ellas.

🌿 B A M B Ú 🌿 ¿Te sumas al reto de reducir el consumo de plástico? ¡El bambú es nuestro aliado!➡Crece Rápi...

 

Presentación de la jornada del 15 de noviembre

VIDEO Comercio Justo

Creemos en un mundo más justo e igualitario, basado en unos criterios que ponen el foco en las personas económica y socialmente más vulnerables, apostamos por una forma diferente de desarrollo, más acorde con la defensa de los derechos laborales, la sostenibilidad ambiental, la igualdad de género, el reparto equitativo de la riqueza, o el respeto a la diversidad religiosa y cultural del Planeta. Todo ello entroncado con las bases que han de regir la acción de los diferentes actores que intervienen en la consecución de los retos que nos marcan los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (los ODS), promulgados recientemente por Naciones Unidas.

Desde siempre, la Plataforma viene defendiendo una mayor justicia con los productores y productoras que pretender salir adelante con su trabajo, y que tienen una mayor dificultad a la hora de colocar su producto en el mercado. Sobre todo pertenecientes a los países del Sur, con aquellos productos que no se cultivan en nuestro país, y que sufren las alteraciones de precios motivadas por intereses de las grandes corporaciones y cadenas de distribución. Pero igualmente creemos en un Comercio Justo local, basado en la recuperación de antiguas formas de producción respetuosas con el medio ambiente, fomentando el necesario desarrollo del medio rural en España. En este entorno concurre además una doble dificultad para salir adelante: la de ser mujer y pequeña productora al mismo tiempo. Vamos a conocer de mano de Teresa Redondo, empresaria de Villardefrades, cómo se puede superar este reto a través de un estupendo proyecto de cultivo ecológico.

El fomento de la igualdad, y de los derechos sociales y laborales de la mujer, vulnerable hasta el extremo en muchas regiones del Planeta, serán los protagonistas de nuestra segunda ponencia. A través del testimonio de dos luchadoras por estos derechos en Nicaragua, tendremos la oportunidad de conocer en qué situación se encuentra la mujer latino americana, tanto en el ámbito urbano como en el de las comunidades rurales e indígenas, y los avances que los inspiradores movimientos pro derechos feministas están consiguiendo en estas latitudes. Además, y en este caso concreto, nos servirá para conocer de primera mano la actualidad convulsa que vive el pueblo nicaragüense, donde la mujer está jugando un papel fundamental en la resolución del conflicto.

 

 

El valor de la Cooperación = al Comercio Justo

El valor de la cooperación en la economía solidaria se define como la importancia de “construir colectivamente un modelo de sociedad basándonos en el desarrollo local armónico, las relaciones comerciales justas, la igualdad, la confianza, la corresponsabilidad, la transparencia, el respeto…” 

Casi idénticas palabras encontramos entre los principios del Comercio Justo para definir cómo deben ser las organizaciones y las relaciones entre las entidades productoras y compradoras, que se concreta en prácticas como relaciones comerciales a largo plazo, evitar competencia desleal o la prefinanciación de los pedidos.

Resultado de imagen de comercio justo intermon