Si sabes lo que pasa, elegirás anacardos de comercio justo

Las mujeres que sacan los anacardos de las cáscaras se queman las manos y sufren dolores terribles. Las cooperativas de comercio justo controlan que las condiciones de producción sean dignas.



Este trabajo es realizado por mujeres a cambio de un sueldo miserable, sin contrato, sin seguro social, sin vacaciones ni atención médica. Cuando se producen las heridas, en lugar de recibir tratamiento, estas mujeres se ponen cenizas sobre las heridas y continúan trabajando con un dolor tremendo que se agudiza durante la noche.

 



Cada vez que elegimos un alimento estamos apoyando de alguna manera con nuestro dinero toda su cadena de producción. El consumo responsable consiste en conocer los efectos sobre la salud de los alimentos, saber de dónde vienen y cómo se producen. En el caso del anacardo, este conocimiento debería llevarnos a elegir únicamente anacardos de comercio justo o de producción ecológica.



En 2017, la producción mundial de anacardos fue de casi 4 millones de toneladas, con Vietnam (22%), la India (19%) y Costa de Marfil (18%) como líderes. Casi todos los anacardos que se consumen en Europa proceden de India o Vietnam. En la India, miles de mujeres se dejan literalmente la piel al sacar los anacardos de su cáscara, pues se libera cordal, un ácido graso, de color café oscuro y sumamente cáustico, que produce quemaduras en las manos.


8 euros al día por dejarse la piel. Se estima que en la India trabajan 500.000 mujeres y también niños de 13 años en estas condiciones lamentables. Podrían ponerse guantes, pero entonces su velocidad de producción se reduciría y no obtendrían ingresos suficientes para sobrevivir (cobran unos 0.80 euros por kilo e ingresan unos 8 euros diarios). Además, con las prisas, no solo se queman las manos sino que a menudo se cortan los dedos con las cuchillas que utilizan.


Un paquete de anacardo de 200 g cuesta en una gran superficie española 2,20 euros, de los cuales, la trabajadora en la India cobra unos 17 céntimos.


La opción más sencilla y segura es elegir anacardos ecológicos y de comercio justo, como los que llegan a España a través de las organizaciones solidarias no gubernamentales.

 Espanica trabaja directamente con una cooperativa de mujeres que  produce y empaqueta el anacardo en Nicaragua. Ideas importa los anacardos de El Salvador.trabajadores en una fábrica.  Otras organizaciones no gubernamentales de comercio justo son Setem y Oxfam.


Resultado de imagen de espanica anacardo nicaragua ¿Qué puede hacer el consumidor para consumir «anacardos justos»?

Puedes ponerte en contacto con la marca que consumes habitualmente por correo, mail o a través de sus redes sociales para que te proporcione información sobre el origen de los anacardos. Pregúntale específicamente qué empresa se encarga del descascarillado y si tienen un protocolo establecido para evitar subcontrataciones.

Las repercusiones sociales al comprar ropa

Mujeres en una fábrica textil de Phnom Penh, la capital de Camboya / © Samer Muscati/Human Rights Watch

Mujeres en una fábrica textil de Phnom Penh, la capital de Camboya

El 82% de la población española quiere que la ley obligue a las marcas de ropa a respetar los derechos de las personas trabajadoras

A la hora de comprar ropa, zapatos o accesorios, casi el 40% de la población española asegura tener en cuenta las repercusiones sociales y medioambientales que hay detrás de esas prendas. Sin embargo, cerca del 60% no se hace este tipo de preguntas. Es una de las conclusiones de la Encuesta europea sobre moda y consumo responsable, elaborada por Fashion Revolution y publicada  por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

 

22 de marzo día Mundial del Agua

 

Hay mucho por hacer para lograr que el agua como derecho humano sea disfrutado por la totalidad de los habitantes de la superficie terrestre.

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo, por iniciativa de las Naciones Unidas, como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce. … Todas las personas necesitan consumir de 2 a 4 litros de agua al día

  • El abastecimiento de agua por persona debe ser suficiente y continuo para el uso personal y doméstico. Estos usos incluyen de forma general el agua de beber, el saneamiento personal, la preparación de alimentos, la limpieza del hogar y la higiene personal. De acuerdo con la OMS, son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para garantizar que se cubren las necesidades más básicas.
  • Necesitamos en verdad tantos libros de agua por persona, no  es una horquilla muy grande entre 50l y 100l

Buen momento para modificar la consigna popular que reza: agua que no has de beber, déjala correr.

Resultado de imagen de dia mundial del agua

 

Los países productores de café piden acciones a la comunidad Mundial

LOS PAÍSES PRODUCTORES DE CAFÉ PIDEN ACCIONES A LA COMUNIDAD MUNDIAL, GOBIERNOS, INDUSTRIA Y CONSUMIDORES PARA ABORDAR LA ACTUAL CRISIS DE PRECIOS DEL CAFÉ

El precio del café arábica (la variedad de café más valorada a nivel internacional) ha caído en picado. Esta información se puede consultar por cualquier persona en los suplementos económicos dominicales de los principales diarios españoles, también se puede ver en webs especializadas. Según los productores, el precio actual se sitúa por debajo del coste de producción. Esto está poniendo en peligro los medios de subsistencia de 25 millones de familias productoras de café en todo el mundo.

Los productores de café lanzaron un mensaje alarmante esta semana debido a que el precio de los granos de café cayó a un nivel dramáticamente bajo. Esto amenaza la existencia ya frágil de 25 millones de familias de agricultores en todo el mundo.

Brasil y Colombia, que juntos producen la mitad del café del mundo, publicaron una declaración conjunta afirmando el hecho de que los agricultores se ven obligados a vender su café a precios muy inferiores al costo.

La situación desastrosa en el sector del café está confirmada por cifras recientes. A fines de 2016, el precio del café Arábica en la Bolsa de Valores de Nueva York era de $ 1.55 por libra (454 gramos). Desde entonces, el precio ha caído aún más a un punto bajo dramático esta semana de menos de un dólar por libra. Debido a la disminución extrema del 30% en el precio, los agricultores podrían enfrentar una pérdida anual de más de 11 mil millones de dólares en ingresos. Ningún programa de desarrollo, puesto en marcha por un país, organismo internacional u ONG puede cerrar esta brecha.

La sostenibilidad está en boca de todos en estos tiempos. Los países productores de café afirman que, si bien muchas grandes empresas multinacionales sí promueven y actúan sobre la sustentabilidad, estas actividades son completamente contradictorias con sus prácticas comerciales actuales.

El informe de Oxfam Intermón Cadena de Valores llega a conclusiones similares. Del valor total del café (alrededor de 200 mil millones de dólares en 2015), solo el 11% permanece en los países de origen. En el caso del informe de Cadena de Valores se trata el ejemplo de Uganda.

En total, las grandes empresas gastan aproximadamente 350 millones de dólares al año en sostenibilidad. Frente a la pérdida de ingresos de 11 mil millones de dólares, esta es una gota en el océano.

Al pagar precios demasiado bajos, la industria del café es, al menos en parte, responsable de cuestiones de derechos humanos como la pobreza, el trabajo infantil, las malas condiciones de trabajo y el daño ambiental. En las discusiones de sostenibilidad, hablar de un “precio decente” es tabú. La industria se niega en gran medida a comprometerse con precios decentes para los agricultores.

Desde Oxfam Intermon, se da la posibilidad al consumidor de contribuir a cambiar completamente esta situación. Apostando por café Tierra Madre el consumidor puede dejar unos ingresos a las familias productoras mayores, en el caso de las familias productoras de Uganda esta diferencia llega a ser del 19% del PVP versus el 6% que deja el comercio convencional

¿Y nosotros, como consumidores, queremos participar en la explotación de los productores de café comprando sus productos?

¡Súmate al Comercio Justo y descubre el equilibrio perfecto entre sabor, calidad y sostenibilidad! Conoce los cafés tierra madre aquí u otros cafés de comercio justo en la web del sello fair trade en España

‘Casserole’ con berenjena

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de leche vegetal de arroz
  • 100 g cheddar, rallado.
  • 2 berenjenas medianas, cortadas a rodajas finas
  • 6 tomates grandes, a rodajas
  • 2 puñados de salvia fresca.
  • Sal y pimienta

Para la salsa

  • 1 huevo
  • 1 cebolla pequeña, rallada
  • ½ cucharadita de mejorana
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 3 cucharadas de agua
  • Sal y pimienta

Modo de elaboración

  1. Calienta el horno a 180 ºC
  2. Pon aceite en una cazuela no muy honda y caliéntalo. En un recipiente, bate los huevos con la leche, la sal y la pimienta.
  3. Baña las rodajas de berenjena en el huevo y luego fríelas en el aceite caliente. Dales una vuelta para que se doren por el otro lado. Sécalas sobre papel de cocina.
  4. Coloca la mitad de las berenjenas fritas sobre una fuente de horno. Encima pon una capa de rodajas de tomate y luego espolvoréalas con el queso rallado y un poco de salvia.
  5. Repite la operación hasta que termines la berenjena, el tomate y el queso.
  6. Mezcla los ingredientes para la salsa en un recipiente o pásalos por el minipímer echando bastante agua para conseguir una salsa líquida.
  7. Viértela por encima de las berenjenas y mete luego la fuente en el horno, tapada, durante 30 minutos. Retira la tapa y déjala 15 minutos más para que se dore la superficie.

Os ofreceremos recetas del Mundo, vegetales, con mezclas suaves, contrastes de sabores, olores y muchas texturas.       Llevaremos a cabo un pequeño-gran gesto solidario.

Los ingredientes en tiendas de: comercio justo y en tiendas ecológicas.

Contribuir a crear un mundo más justo

Resultado de imagen de comercio justo

Ante este modelo global, las organizaciones de Comercio Justo recordamos que las personas consumidoras podemos ejercer nuestro poder para cambiarlo.

Cinco consejos para que el consumo contribuya a crear un mundo más justo

  1. Optar por productos de Comercio Justo: estos se pueden encontrar en las tiendas especializadas.
  2. Elegir productos que ofrezcan garantías de producción justa, sostenible y ecológica en los que las personas consumidoras conocen el proceso de producción.
  3. Informarse de cómo y dónde ha sido producido un determinado artículo, y en qué condiciones se ha hecho. Si el etiquetado no ofrece esta información o dónde encontrarla, lo adecuado es consultarlo en los propios establecimientos.
  4. Recordar que, a menudo, “lo barato sale caro”: la mayoría de los artículos tienen a sus espaldas una larga cadena de producción, por lo que un precio demasiado barato es muy posible que esconda explotación laboral o condiciones de trabajo inhumanas.
  5. Consumir responsablemente implica consumir aquello que se necesita, pese a que el mercado incita a hacerlo de manera compulsiva. Reutilizar productos o arreglarlos en lugar de comprar uno nuevo o el trueque son opciones interesantes y necesarias a tener en cuenta para disminuir el impacto medioambiental o la producción a un ritmo y un volumen vertiginosos.

Resultado de imagen de comercio justo