Aroma del café

Resultado de imagen de taza de cafe oxfam

Las primeras cafeterías fueron inglesas aunque el cafeto es originario de la provincia de Kaffa en  Abisinia Etiopía.

El aroma falso de las cafeterías

¿Qué dirían los dueños de las primeras cafeterías inglesas si vieran un local de Starbucks?

Seguro se escandalizarían por muchas cosas pero por una en particular: se dice que utilizan aromatizantes artificiales en sus cafés y en los establecimientos. De esta manera cuando estamos andando distraídos por la calle entremos sin dudarlo y compremos sus productos.

Si lo piensas bien quizás te haya pasado de que justo al pasar cerca de una cafetería “moderna” te entraran ganas de beber un café.

 ¿Por qué sería? ¡Porque saben aprovechar muy bien nuestros instintos!

Plantéate pronto como y  quien se cultiva ese café que utilizas y a qué precio y condiciones se paga.

Resultado de imagen de cafe oxfam

Es el café de comercio justo por supuesto!!!! y te lo puedes tomar, en Azacan, Come sano_Come Justo, La Otra, El Peni, La pasarela

Mujeres: Contribuyendo a un Mundo mejor

Mujeres en igualdad, la clave para un cambio real en el mundo. © Oxfam Intermón

En la mayoría de países las condiciones de igualdad entre hombres y mujeres distan mucho de ser una realidad: en muchos países en situación de pobreza, las mujeres apenas tienen acceso a los mismos puestos de trabajo que los hombres, no pueden recibir una educación mínima, ni votar, ni aspectos que parecen muy básicos en los países ricos.

Pero en los países ricos tampoco es oro todo lo que reluce: la discriminación salarial por razones de género está a la orden del día —las mujeres deben trabajar casi 80 días más que un hombre para ganar lo mismo— y todavía queda muchísimo trabajo por hacer para alcanzar una igualdad real entre ambos sexos.

  • Cómo han evolucionado los derechos de las mujeres en los últimos 100 años. El papel de las mujeres en el mundo laboral.
  • De qué manera las mujeres están haciendo evolucionar a sus comunidades.
  • Qué puedes hacer para ayudar a mejorar la situación de las mujeres en el mundo.

Porque sin mujeres en igualdad, el mundo no avanza.

El Comercio Justo habla de valores, no de precios

Las cooperativas alimentarias que están detrás de tu café solidario

Los productos de Comercio Justo se basan en unos estándares de calidad en sus materias primas muy altos, así como en procesos de producción con clara protección del medio ambiente y respeto social.  La mayoría de productos de Comercio Justo se podrían comparar en calidad, aspecto y sabor, con aquellos que encontramos en las tiendas llamadas “gourmet” o de “delicatesen”;  y entonces veríamos que no son caros, si además tenemos en cuenta que los productos de Comercio Justo añaden ese alto componente de respeto social y medioambiental.

Comercio Justo

Es importante comparar precios entre productos de la misma calidad. También cómo consumidorxs deberíamos plantearnos, que hay detrás de un producto “barato”.

te-comercio-justo

El precio del cacao: destruir bosques protegidos por unas onzas de chocolate

Un viaje hacia el corazón de Costa de Marfil muestra cómo sus bosques están siendo destruidos para abastecer la creciente demanda mundial de chocolate. La industria del chocolate lleva al desastre a los bosques tropicales de Costa de Marfil.

Desde el verde paisaje del parque nacional de Marahoué se alzan fuertes árboles plateados, con lisos troncos que únicamente lucen ramas en su parte más alta. Marahoué es uno de los ocho parques nacionales de Costa de Marfil. Hace 20 años estaba cubierto de bosques y era el hogar de chimpancés y manadas de elefantes.

Henri, líder tribal en la cercana ciudad de Diafla, creció junto al bosque y habla con cariño de sus imponentes árboles de iroco. Pero él también participó en su destrucción. Como tantos otros, Henri tiene plantaciones de cacao dentro del parque y emplea a personas de Burkina Faso para trabajar ahí.

Ilegalidad en las cadenas de producción

Entrevistas a comerciantes y directores de cooperativas que dijeron comprar el cacao en áreas protegidas para vendérselo a Olam, una empresa agrícola mundial. Olam reconoció un incidente que según la empresa había sido aislado y añadió que había puesto en práctica varias medidas para garantizar una cadena de suministro limpia.

En el campo de cacao de un comprador llamado Sivacco, en la ciudad de Man, los hombres cuelan los granos en tamices metálicos rectangulares y con palas los meten en talegas. Uno de ellos tiene puesto un sombrero de Papá Noel. Frente al campo hay un extenso aserradero lleno de pilas de serrín, tablones y troncos. Por detrás se ve cómo sube el humo.

“Desde luego que nos llega cacao de las reservas forestales”, dice el jefe de almacén, que prefiere no ser nombrado. “Los pisteurs (motociclistas) lo traen hasta aquí y nosotros no sabemos exactamente de dónde viene. Vendemos a todas las grandes empresas Nestlé, Mars y Hershey.”. Detrás de él hay un mural que incluye el símbolo de la Alianza para Bosques y una lista de actividades prohibidas.

“No nos importa. Ni siquiera preguntamos a los productores de dónde viene el chocolate. Las grandes empresas tampoco preguntan nunca de dónde viene” Nestlé, Mars y Hershey

 

 

Las lágrimas de las niñas esclavas de Amancio Ortega

 

las lágrimas de las niñas esclavas de Amancio Ortega

No sabemos su nombre. Ni la edad que tiene. Ni qué come con los 1,3 euros al día que gana por coser las camisas y pantalones que su jefe luego vende en Europa multiplicado por diez. Con su salario, no se puede comprar ni la prenda más barata que haya en la tienda de Zara de cualquier ciudad española. Es una niña esclava, a ella nadie le hace homenajes de cumpleaños porque su única meta es salir viva de la esclavitud diaria que padece para que Amancio Ortega pueda llorar y presumir de emporio empresarial.

A sus ocho o nueve años, esta niña no va a la escuela pero eso no nos emociona en Occidente, porque no ha emprendido tanto y tan bien como el segundo hombre más rico del mundo, su jefe, que presume de origen humilde como si el origen fuera suficiente para ser justo con la gente sencilla el resto de su vida.

Resultado de imagen de oxfam explicacion en ropa

Tampoco sabemos nada de las cientos de niñas que han muerto abrasadas por las llamas en los incendios que tienen lugar en los talleres textiles de Bangladesh por menos de 30 euros al mes. Del último incendio conocido, sabemos que murieron 400 personas y más de 1.000 heridos. Ni siquiera sabemos si esta niña sigue viva o ha muerto mientras engordaba la cuenta de resultados del dueño de Inditex.

 

IMG_6231Llega la primera ola de calor a la península y la viscosa, una fibra que se utiliza en la ropa por su frescura, ocupa la primera línea de los escaparates, de todo el grupo Indetex. Recordemos que este grupo de empresas hace ropa infantil desde los primeros meses de vida.

Sabemos algo más, pero no mucho más, de las criaturas que venden las ropas estilosas de Amancio Ortega en las tiendas de su emporio en España. Mujeres jóvenes a las que les pagan 800 euros y que su dueño, para evitar la representación sindical y que las trabajadoras reclamen derechos a un salario digno y un trabajo decente, despieza sus tiendas en innumerables sedes fiscales con el objetivo de pagar menos impuestos en el país que lo ha encumbrado a los altares de los emprendedores.

Resultado de imagen de oxfam explicacion en ropa

No sabemos nada de los pobres, de las víctimas del sistema capitalista que se nutre del sufrimiento y explotación de los seres humanos. De los ricos, en cambio, lo sabemos todo: cuánto ganan, dónde viven, el lujo del que están rodeados, dónde van de vacaciones, la elegancia de su vestimenta, la fecha de sus cumpleaños, los donativos que dan y lo trabajadores y sufridores que han sido para levantar su fortuna.

Resultado de imagen de oxfam explicacion en ropa

De los pobres sólo sabemos que se merecen ser pobres, que no han trabajado lo suficiente como para merecer una vida digna y que de vez en cuando les afecta un terremoto para el que damos un donativo, porque en Occidente, otra cosa no, pero somos muy buenos cristianos y nos encanta sentar a un pobre en la mesa por Navidad. Si te preguntas por qué los pobres son pobres ya pasas a ser enemigo y señalado por comunista y querer romper España. O las dos cosas.

Resultado de imagen de oxfam explicacion en ropa

En cualquier sociedad decente, Amancio Ortega estaría perseguido por la Justicia por haber levantado un emporio a base del sufrimiento de niñas de ocho o nueve años y de trocear sus empresas para pagar los mismos impuestos que cualquier pequeño y mediano empresario decente que se las ve y se las desea para sobrevivir.

Sin embargo, este gallego de fama internacional recibe honores del Gobierno de España, premios de reputados institutos internacionales y es el héroe en todas las escuelas de negocios. 

Se permite dar donativos para una enfermedad que hay que erradicar: sabiendo lo que respiramos, el agua que bebemos, que aditivos ponen en nuestra comida  y lo saludable de la ropa que vestimos, no nos sirve seguir enfermando como negocio y dar donativos como pago de su imperio a cambio de buena publicidad.

Queremos un Mundo + Justo + Solidario + Humano

Pedimos a los partidos políticos que la nueva Ley de Contratos favorezca el Comercio Justo

 

Comercio Justo

La Coordinadora Estatal de Comercio (CECJ) Justo ha propuesto a todos los grupos parlamentarios, a través del documento de enmiendas elaborado y presentado por la Red de Redes de la Economía Alternativa y Solidaria (REAS), que la nueva Ley de Contratos que se tramita en las Cortes Generales permita considerar criterios sociales para garantizar que los productos adquiridos por el sector público hayan sido elaborados en condiciones laborales dignas por parte de los productores y trabajadores de países empobrecidos.

Chocolatada en PROCLADE

WP_20170325_012

Atendiendo a la charla sobre los proyectos

 «Somos una ONGD, con vocación de servicio a las poblaciones empobrecidas, que sentimos los problemas de los pueblos «del Sur» como nuestros…»

1. El Derecho a la Vida como valor supremo, y a una vida digna entendida de manera integral: de todas las personas y en todas las dimensiones de la vida humana.

2. La fraternidad universal, y el amor

3. La Solidaridad, como valor que debe regir las relaciones humanas y en el que todos podemos coincidir a pesar de nuestras diferencias.

4. La Justicia económica y social

5. La paz, que nace de la justicia y del perdón.

6. La integridad de la Naturaleza, el uso sostenible de los recursos naturales, el respeto al medio ambiente y a los ecosistemas, la ecología

7. Desde esos valores, queremos vivir y trabajar haciendo nuestras actitudes básicas

WP_20170325_008

Preparando mesa para el chocolate

WP_20170325_011

Degustando el chocolate de Comercio Justo

Mujeres Nepalis

Meeting of the 'Nari Utthan' Community Discussion Class

El mundo solo mejora si las mujeres desarrollan su papel como líderes políticos, económicos, familiares y sociales. El coste de la exclusión femenina es ampliamente reconocido y, sin embargo, aún hoy en día las mujeres soportan la mayor parte de la carga que supone la pobreza, pues la mayor parte de las personas en situación de pobreza son mujeres.

Trabajamos para fomentar su bienestar y que puedan beneficiarse más de su gran contribución a las economías y las sociedades.

¿Cuál es la situación de las mujeres en Nepal?

La situación de la mujer nepalí sigue siendo difícil porque está discriminada desde el punto de vista social y económico, por cuestiones de género, religiosas y económicas. Aunque en la última década ha mejorado la situación en las ciudades, en los pueblos la mujer sigue estando discriminada por motivos de género, peor pagada que el hombre por el mismo trabajo y con peor acceso a la salud y a la educación, ya que a menudo las niñas abandonan pronto la escuela para ayudar en casa.

A young woman carries an Oxfam water bucket in Salyantar, Nepal.

¿Cómo mejora la vida de las mujeres cuando trabajan en Mahaguthi?

He observado muchos cambios en la vida de estas mujeres después de empezar a trabajar con nosotros. Primero en su nivel de confianza, que aumenta muchísimo. De repente son capaces de negociar sus derechos tanto en casa como fuera de casa. También mejora su situación económica. Y adquieren confianza para salir y vivir solas. El dinero que ganan les permite acceder a la salud y a la educación.

Desde el punto de vista de la toma de decisiones, la mujer pasa de tener que aceptar las decisiones que toman otros a adoptar las suyas, y eso cambia tanto su estatus como su papel en la sociedad.

Antes la mujer dependía del marido o de terceros. Ahora, al ser capaz de ganar su propio sustento, mejora su rol en la familia y en la sociedad. Además se convierte en un modelo a seguir para otros, es decir que no solo mejora su nivel de vida sino también el de la gente que la rodea.

Fifty-one-year-old Dil Maya Sunar (second from right) hands a stone from a collapsed school block in Timbu of Sindhupalchowk district where she worked for 15 days under Oxfam’s Cash for Work Program

 Ante las condiciones de trabajo del textil en muchos países asiáticos o accidentes como el del Rana Plaza (24 abril 2013, Bangladesh), ¿cuál es su reflexión?

El accidente abrió los ojos a muchos clientes en el mundo sobre esta situación y ha hecho que más gente empiece a mirar el lugar de procedencia del producto, a fijarse en la etiqueta y a pensar en qué condiciones económicas y sociales están fabricados. De manera que ahora hay clientes que han empezado a buscar productos de otro origen y la gente ha empezado a buscar y a comprar sus productos de Comercio Justo o que procedan de una fabricación más sostenible. Yo creo que eso ha despertado también a las compañías comerciales, creo que todos hemos podido aprender de esta tragedia.

Del 14 al 18 de octubre, ¡llega la Semana Crece!

Desde vuestro punto de vista ¿cuál es el aspecto principal que diferencia al Comercio Justo del comercio convencional?

La diferencia fundamental es el objetivo. El fin del comercio convencional es únicamente ganar dinero. El Comercio Justo hace negocios para apoyar a la gente. En Comercio Justo la gente es un fin, mientras que en el comercio convencional los trabajadores son un medio para ganar dinero.

Otra diferencia es la forma de tratar al trabajador.

El Comercio Justo trata al personal de forma inclusiva, la gente participa en las decisiones.

También conocen sus derechos, cosa que no tiene por qué ocurrir en el comercio convencional, en el que el trabajador no participa en la toma de decisiones, ni tampoco tiene acceso a conseguir una mejora en su formación.

Radhika Majhi, 25, uses a bucket Oxfam provided in Khadgabhanjyang VDC-4 in Nuwakot district. She is now living in a temporary shelter made from CGI sheets and bamboo mats with her husband, in-laws and her five-year-old son. Photo credit: Oxfam

¿El Comercio Justo es eficaz para acabar con la pobreza?

Sí. Yo creo que el Comercio Justo es un modelo empresarial sostenible que en todos los actores de la cadena de valor, desde el cliente final hasta el productor, contribuye a la sostenibilidad. El Comercio Justo ha ayudado a miles de personas a salir de la pobreza y nosotros lo hemos visto en Nepal con las 20 organizaciones y las más de 40.000 personas que han conseguido un modo de vida sostenible gracias al Comercio Justo. Son familias que han salido de la pobreza y han conseguido ser independientes económicamente y valorados socialmente.

Creo que el Comercio Justo puede permitir este cambio económico y social.

Sangita Thami, de 18 años, aprende a construir refugios temporales mejorados en Chokati, en el distrito de Sindhupalchok. Sangita afirma estar muy contenta de haber adquirido nuevas habilidades de vital importancia. Fotografía: Catherine Mahony/Oxfam

Si hay algún mensaje más que quiera añadir…

El Comercio Justo ha dejado de ser una iniciativa caritativa para convertirse en un negocio sostenible. Ahora hay inversores que invierten en inversión justa, hay compañías que desarrollan productos y servicios justos, de manera sostenible. Nuestra base de clientes ha crecido, de manera que no se puede considerar que sea una actividad de beneficencia o caritativa. Yo creo que hay que agradecer a todos los clientes por ese cambio que ellos han propiciado, y también a las organizaciones por haber apostado por este cambio, y por la creación de un modo de vida justo para la gente.