La crisis europea no es solo una crisis de deuda

‘Un mundo con reglas de comercio más justas tiene el potencial de transformar la vida de millones. La aplicación de normas más justas para el comercio podría ayudar a reequilibrar las economías y sociedades, poniendo los intereses de la gente y el planeta primero. ‘ – Mandato de Comercio Alternativo

Y es que la crisis económica europea no es solo una crisis de deuda, sino también una crisis del comercio corporativo: de un modelo de comercio al servicio de los intereses de las grandes corporaciones empresariales transnacionales.

A diferencia de las negociaciones comerciales en curso –que tienen lugar a puerta cerrada y ofrecen un acceso privilegiado a las corporaciones transnacionales–, nuestras consultas para este mandato han sido participativas y transparentes, y han puesto de relieve 10 áreas sobre las que trabajar esta nueva perspectiva. A continuación presentamos los principios básicos que deberían guiar esta re orientación del comercio europeo, así como los principales ámbitos en los que debería aplicarse:

Cambiar de orientación para situar a las con trab infantilpersonas y al planeta por delante de los beneficios de las grandes empresas.

1. Los alimentos (y cómo los producimos)

2. Los puestos de trabajo y los derechos laborales (cómo los creamos y cómo los protegemos)

3. Salvaguardia del espacio normativo para hacer valer los Derechos Humanos

4. El dinero (y cómo lo invertimos)

5. Bancos y especuladores (y cómo se comporta la industria financiera)

6. Las materias primas (y cómo las compartimos)

7. El cambio climático (y cómo compartimos la carga equitativa)

8. Los servicios públicos (y cómo los protegemos)

9. La contratación pública: un instrumento para el desarrollo social y no para la promoción del comercio

10. La propiedad intelectual (y cómo darle valores humanos)

Sin embargo, en las últimas décadas, el comercio se ha ido centrando cada vez menos en intercambiar bienesanjali y cada vez más en suprimir derechos sociales y medioambientales en la búsqueda de beneficios empresariales.

No cabe ninguna duda: el actual modelo dominante de comercio mundial está fallando a las personas, a las comunidades y al medio ambiente. El comercio debería basarse en el intercambio y las distintas regiones –cada una con sus peculiaridades ecológicas y culturales– deberían compartir de forma equitativa sus productos, habilidades y creatividad. Sin embargo, en las últimas décadas, el comercio se ha ido centrando cada vez menos en intercambiar bienes y cada vez más en suprimir derechos sociales y medioambientales en la búsqueda de beneficios empresariales. Esta carrera hacia el precipicio, a un ritmo cada vez más acelerado, ha destruido vidas, medios de subsistencia y comunidades. Hoy en día, el comercio es utilizado como un sistema de control por parte de los poderosos y para promover los intereses específicos de unos pocos.

En este contexto, no solo es posible, sino absolutamente necesariopara atm adoptar una nueva perspectiva frente al comercio.

La injusticia de nuestro actual sistema de comercio internacional ha golpeado ahora directamente el corazón de Europa. Y es que la crisis económica europea no es solo una crisis de deuda, sino también una crisis del comercio corporativo: de un modelo de comercio al servicio de los intereses de las grandes corporaciones empresariales transnacionales. La eliminación de los controles sobre el capital y la liberalización de los servicios financieros que dio al sector de la banca y los servicios financieros rienda suelta para especular de forma temeraria –sumadas a las normas comerciales de la UE que han permitido enormes desequilibrios comerciales entre sus Estados miembros– han exacerbado la crisis de la deuda europea. La consiguiente imposición de privatizaciones, el desmantelamiento de las leyes de protección laboral y los drásticos recortes sociales –mientras que los bancos que alimentaron la crisis siguen protegidos por las leyes comerciales– son un reflejo del impacto devastador de las normas comerciales sobre millones de personas en otros lugares del mundo. Nuestro sistema comercial también supera sistemáticamente los límites de la biosfera del planeta. La huella ecológica de la UE –resultado de su sistema comercial y sus niveles de consumo– es una de las más grandes del mundo. Esto ha llevado a la des posesión de comunidades de todo el mundo en lo que respecta a tierras, aguas y otros recursos y, al mismo tiempo, ha abocado a nuestro planeta a un cambio climático irreversible. El actual modelo comercial global es una carrera hacia el precipicio.

Día Internacional por la infancia

Selfis con cartel de comercio justo

Nos regalas tu selfis de comercio justo

Como ya os hemos contado con anterioridad la ciudad luce carteles de comercio justo nos gustaría que participases en esta campaña haciéndote un selfis y subiéndolo a la red, si nos envías el tuyo te ponemos en el blog.

C/ Panaderos

Selfish moto

La ciudad se llena de carteles de Comercio Justo

El Comercio Justo nació para compensar los desajustes sociales provocados por una globalización económica liberal.

Plaza Madrid

Plaza Madrid

Con el Comercio Justo se intenta evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan por un producto los consumidores del primer mundo y el dinero que se les paga a sus productores en vías de desarrollo, además de asegurar los derechos de los trabajadorxs.

Paseo de Isabel la Católica

Paseo de Isabel la Católica

El Comercio Justo ofrece una vía de cooperación al alcance de todxs: ciudadanxs, instituciones públicas y organizaciones.

mirabel

c/ Mirabel

La compra de productos de Comercio Justo ofrece una alternativa sostenible a empresas y administraciones permitiendo mejorar su ética institucional participando como agentes de cooperación internacional.

C/ Panaderos

C/ Panaderos

El comercio justo se revela hoy día como una verdadera alternativa de orden económico y social, capaz de rescatar al Comercio de la injusticia y reorientar la estructura y valores de la economía internacional

Plaza San Miguel

Plaza San Miguel

Comunicar a los consumidorxs finales que los productos que adquieren de Comercio justo han sido elaborados en condiciones dignas.

Avenida Santander

Avenida Santander

Las Organizaciones de comercio justo, comercian teniendo en cuenta el bienestar social, económico y medio ambiental de los productorxs marginadxs y no maximizan sus ganancias a costa de ellos.

Paseo Zorrilla

Paseo Zorrila

Paseo Zorrila

 

Día Mundial del Comercio Justo

 

El segundo sábado de mayo se celebra en más de 50 países el Día Mundial del Comercio Justo.

Este año, el Día Mundial del Comercio Justo (sábado 9 de mayo) se centrará en las injusticias y violaciones de Derechos Humanos que se producen en el sector del textil.

En ese Día queremos hacer una llamada a la ciudadanía para que conozca qué hay detrás de su ropa y de otros artículos textiles que utilizamos cotidianamente.

Trabajadoras de la organización de Comercio Justo Talleres de Nazaret, en Filipinas. Foto: Taller de Solidaridad

Vístete a conciencia

Descubre quiénes son
las verdaderas víctimas de la moda

Muchas mujeres de Centroamérica entre 18 y 35 años trabajan en zonas francas produciendo ropa para las principales marcas textiles del mundo.Ellas son las verdaderas víctimas de la moda porque en muchas ocasiones podrían estar sometidas a algunas de las siguientes situaciones:

  • Recibirán un salario de miseria que podrá reducirse hasta en un 50%si no cumplen las metas de producción exigidas.
  • Trabajarán hasta 12 horas ininterrumpidas.
  • Para no perder tiempo no beberán agua ni se comunicarán con nadie.
  • Tendrán problemas de salud debido a los movimientos repetitivos, las condiciones insalubres y el sobresfuerzo físico asociados al trabajo.
  • Podrán ser despedidas si recientemente han sido madres.
  • De un día para otro podrán encontrarse la fábrica cerrada para siempre,sin recibir las indemnizaciones correspondientes.

Algunos gobiernos de Centroamérica ofrecen privilegios fiscales para promover el uso de zonas francas para la producción de prendas de vestir para la exportación.

Conoce más datos en el informe “Derechos que penden de un hilo”.

Vístete a conciencia

La alternativa: El comercio justo.

En Oxfam Intermón defendemos y promovemos el comercio justo como una alternativa al modelo de producción explotador. Se trata de un sistema comercial solidario y alternativo con el que se pueden cambiar las injustas reglas del comercio internacional.

Motivos para consumir productos de comercio justo:

  • Crea oportunidades laborales para personas en situación de vulnerabilidad económica.
  • Asegura  las buenas condiciones de trabajo, como horarios justos, espacios de trabajo seguros y con respeto a la salud de las y los trabajadores.
  • Garantiza que las trabajadoras y trabajadores reciben un salario justo.
  • Promueve la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.
  • No permite el trabajo infantil ni forzado.
  • Es respetuoso con el medio ambiente.
  • Permite la libertad de asociación sindical.

Mujer trabajadora de la cooperativa Creative Handicrafts, en BombayA MARCA DE MODA 100% DE COMERCIO JUSTO.