10 razones para consumir comercio justo

Folleto 10 razones para consumir Comercio Justo

1. Porque los trabajadores y trabajadoras reciben un salario digno.

2. Porque ellos y ellas reciben el mismo sueldo por la misma tarea.

3. Porque no existe explotación laboral infantil.

4. Porque es respetuoso con el medio ambiente.

5. Porque mantiene una relación comercial a largo plazo.

6. Porque se prefinancia una parte de la producción.

7. Porque las organizaciones funcionan de manera democrática.

8. Porque respeta la identidad cultural.

9. Porque parte de los beneficios se destinan a proyectos de desarrollo para toda la comunidad.

10. Porque son artículos de gran calidad.

Hummus clásico

Hummus with pita bread

El hummus es un plato muy popular en todo oriente medio.Es muy fácil de hacer, se puede comer con vegetales crudos o panes diferentes. En árabe, hummus significa simplemente “garbanzo”. Nosotros hoy os ofrecemos el clásico que lleva solo 4 ingredientes.

Ingredientes de comercio justo y ecológico.

300gr de garbanzos cocidos y pelados

Zumo de 1 limón

1 cucharada de tahina

1 diente de ajo

Machacar los garbanzos con un poco de agua hasta que nos quede una textura fina. Mezclar con la tahina muy bien. Añadir el zumo de limón y el diente de ajo bien rallado.

Os ofreceremos recetas del Mundo, vegetales, con mezclas suaves, contrastes de sabores, olores y muchas texturas.Llevaremos a cabo un pequeño-gran gesto solidario.

Los ingredientes en tiendas de: comercio justo y en tiendas ecológicas.

La crisis europea no es solo una crisis de deuda

‘Un mundo con reglas de comercio más justas tiene el potencial de transformar la vida de millones. La aplicación de normas más justas para el comercio podría ayudar a reequilibrar las economías y sociedades, poniendo los intereses de la gente y el planeta primero. ‘ – Mandato de Comercio Alternativo

Y es que la crisis económica europea no es solo una crisis de deuda, sino también una crisis del comercio corporativo: de un modelo de comercio al servicio de los intereses de las grandes corporaciones empresariales transnacionales.

A diferencia de las negociaciones comerciales en curso –que tienen lugar a puerta cerrada y ofrecen un acceso privilegiado a las corporaciones transnacionales–, nuestras consultas para este mandato han sido participativas y transparentes, y han puesto de relieve 10 áreas sobre las que trabajar esta nueva perspectiva. A continuación presentamos los principios básicos que deberían guiar esta re orientación del comercio europeo, así como los principales ámbitos en los que debería aplicarse:

Cambiar de orientación para situar a las con trab infantilpersonas y al planeta por delante de los beneficios de las grandes empresas.

1. Los alimentos (y cómo los producimos)

2. Los puestos de trabajo y los derechos laborales (cómo los creamos y cómo los protegemos)

3. Salvaguardia del espacio normativo para hacer valer los Derechos Humanos

4. El dinero (y cómo lo invertimos)

5. Bancos y especuladores (y cómo se comporta la industria financiera)

6. Las materias primas (y cómo las compartimos)

7. El cambio climático (y cómo compartimos la carga equitativa)

8. Los servicios públicos (y cómo los protegemos)

9. La contratación pública: un instrumento para el desarrollo social y no para la promoción del comercio

10. La propiedad intelectual (y cómo darle valores humanos)

Sin embargo, en las últimas décadas, el comercio se ha ido centrando cada vez menos en intercambiar bienesanjali y cada vez más en suprimir derechos sociales y medioambientales en la búsqueda de beneficios empresariales.

No cabe ninguna duda: el actual modelo dominante de comercio mundial está fallando a las personas, a las comunidades y al medio ambiente. El comercio debería basarse en el intercambio y las distintas regiones –cada una con sus peculiaridades ecológicas y culturales– deberían compartir de forma equitativa sus productos, habilidades y creatividad. Sin embargo, en las últimas décadas, el comercio se ha ido centrando cada vez menos en intercambiar bienes y cada vez más en suprimir derechos sociales y medioambientales en la búsqueda de beneficios empresariales. Esta carrera hacia el precipicio, a un ritmo cada vez más acelerado, ha destruido vidas, medios de subsistencia y comunidades. Hoy en día, el comercio es utilizado como un sistema de control por parte de los poderosos y para promover los intereses específicos de unos pocos.

En este contexto, no solo es posible, sino absolutamente necesariopara atm adoptar una nueva perspectiva frente al comercio.

La injusticia de nuestro actual sistema de comercio internacional ha golpeado ahora directamente el corazón de Europa. Y es que la crisis económica europea no es solo una crisis de deuda, sino también una crisis del comercio corporativo: de un modelo de comercio al servicio de los intereses de las grandes corporaciones empresariales transnacionales. La eliminación de los controles sobre el capital y la liberalización de los servicios financieros que dio al sector de la banca y los servicios financieros rienda suelta para especular de forma temeraria –sumadas a las normas comerciales de la UE que han permitido enormes desequilibrios comerciales entre sus Estados miembros– han exacerbado la crisis de la deuda europea. La consiguiente imposición de privatizaciones, el desmantelamiento de las leyes de protección laboral y los drásticos recortes sociales –mientras que los bancos que alimentaron la crisis siguen protegidos por las leyes comerciales– son un reflejo del impacto devastador de las normas comerciales sobre millones de personas en otros lugares del mundo. Nuestro sistema comercial también supera sistemáticamente los límites de la biosfera del planeta. La huella ecológica de la UE –resultado de su sistema comercial y sus niveles de consumo– es una de las más grandes del mundo. Esto ha llevado a la des posesión de comunidades de todo el mundo en lo que respecta a tierras, aguas y otros recursos y, al mismo tiempo, ha abocado a nuestro planeta a un cambio climático irreversible. El actual modelo comercial global es una carrera hacia el precipicio.

Día Internacional por la infancia

Sushi vegano

 

 

 

sushi

  • 200 gramos de arroz.
  • 1/2 litro de agua.
  • 1/2 vaso de soja.
  • Cucharadita de wasabi.
  • 20 ml de vinagre de arroz
  • 4 Algas nori.
  • 1 aguacate.
  • 1 zanahoria.
  • sal.
  • Esterilla de bambú (para crear los rollitos).

Para tener éxito con este plato hay que tener en cuenta algo muy importante, es preciso  lavar muy bien el arroz, hasta 8 veces, para quitarle el almidón. Tras este paso previo, debemos hacer lo siguiente:

  • Colocar el arroz en la olla sin remover para que se cueza con 1/2 agua litro de agua, 20 ml de vinagre y sal de arroz.
  • Una vez cocido, se aparta y se deja reposar y enfriar.
  • Se pelan y cortan las tiras de zanahoria y el aguacate.
  • El siguiente paso consiste en preparar la esterilla de bambú. Para ello colocamos una hoja nori, la humedecemos con un poco de agua, vertemos un poco de arroz en uno de los bordes del alga y colocamos la zanahoria o el aguacate por todo la superficie. Es importante que quede todo el arroz cubierto antes de enrollarlo con la esterilla.
  • Dejamos reposar el rollito aparte.
  • Se repite la operación con las 4 algas y se deja todo en el frigorífico a reposar.
  • Finalmente, se cortan los rollitos en pequeñas porciones circulares y se sirve con salsa de soja y wasabi.
  • Os ofreceremos recetas del Mundo, vegetales, con mezclas suaves, contrastes de sabores, olores y muchas texturas.
  • Llevaremos a cabo un pequeño-gran gesto solidario.
  • Los ingredientes en tiendas de: comercio justo y en tiendas ecológicas.

Selfis con cartel de comercio justo

Nos regalas tu selfis de comercio justo

Como ya os hemos contado con anterioridad la ciudad luce carteles de comercio justo nos gustaría que participases en esta campaña haciéndote un selfis y subiéndolo a la red, si nos envías el tuyo te ponemos en el blog.

C/ Panaderos

Selfish moto

La ciudad se llena de carteles de Comercio Justo

El Comercio Justo nació para compensar los desajustes sociales provocados por una globalización económica liberal.

Plaza Madrid

Plaza Madrid

Con el Comercio Justo se intenta evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan por un producto los consumidores del primer mundo y el dinero que se les paga a sus productores en vías de desarrollo, además de asegurar los derechos de los trabajadorxs.

Paseo de Isabel la Católica

Paseo de Isabel la Católica

El Comercio Justo ofrece una vía de cooperación al alcance de todxs: ciudadanxs, instituciones públicas y organizaciones.

mirabel

c/ Mirabel

La compra de productos de Comercio Justo ofrece una alternativa sostenible a empresas y administraciones permitiendo mejorar su ética institucional participando como agentes de cooperación internacional.

C/ Panaderos

C/ Panaderos

El comercio justo se revela hoy día como una verdadera alternativa de orden económico y social, capaz de rescatar al Comercio de la injusticia y reorientar la estructura y valores de la economía internacional

Plaza San Miguel

Plaza San Miguel

Comunicar a los consumidorxs finales que los productos que adquieren de Comercio justo han sido elaborados en condiciones dignas.

Avenida Santander

Avenida Santander

Las Organizaciones de comercio justo, comercian teniendo en cuenta el bienestar social, económico y medio ambiental de los productorxs marginadxs y no maximizan sus ganancias a costa de ellos.

Paseo Zorrilla

Paseo Zorrila

Paseo Zorrila

 

Tacos picantes con piña y pimientos

tacos

Ingredientes (para 4 personas)

  • 100gr de avellanas peladas y picadas.
  • 4 tortitas de maíz
  • 2 pimientos
  • 250 gramos de piña
  • 3 cebollas
  • 4 guindillas (secas o frescas)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Primero, dispondremos el sofrito. En una cazuela a fuego medio y con un poco de aceite, haremos el sofrito. Pon la cebolla previamente picada y un par de pimientos troceados muy finos.

Cuando el sofrito empiece a tomar color, incorpora la guindilla y corrige de sal (mucho ojo con la guindilla: empieza agregándole media, y ve probando hasta alcanzar el grado de picante que desees). Mientras dejas terminar de hacerse el sofrito, ya a fuego lento.

Prepara una sartén con un poco de aceite y, a fuego medio-alto, echa el pimiento que te quede e incorpórale también los trozos de piña y las avellanas. Esta fase estará lista cuando veas que el pimiento empieza a desprenderse de su capa de piel más fina, la más exterior y a veces casi transparente. Cuando esto suceda, el pimiento estará blando y sabroso; compruébalo. Si es así, saca la mezcla del fuego y sirve en un plato o una fuente adecuada.

Toma una sartén limpia, caliéntala a fuego medio y pasa cada lado de las tortillas por ella, sin dejar que se quemen.

Os ofreceremos recetas del Mundo, vegetales, con mezclas suaves, contrastes de sabores, olores y muchas texturas.

Llevaremos a cabo un pequeño-gran gesto solidario.

Los ingredientes en tiendas de: comercio justo y en tiendas ecológicas.

Día delComercio Justo

Imágenes de la celebración del día del Comercio Justo

Parada en la plaza de Azacan

Vista de la plaza

Veterinarios sin fronteras de Madrid, estuvieron en la plaza España unas 6 horas explicando y comentando a los viandantes la campaña de solo 25gr de azúcar. Realizaron una charla de unos 30m para exponer el daño y las causas del engaño publicitario, por encima de la salud, la ecología…

Exposición en la Plaza

Sabias que la bebida negra “cola” tiene 2kg de azúcar 

Las danzas del Mundo animaron a los mayores

Danzas del mundo con Radalaila

Danzas del Mundo con Radalaila

El juego de la oka-justa para animar a los pequeños

juego-okajusta

juego-okajusta

Lectura del manifiesto de la plataforma.

manifiesto tira del hilo

manifiesto tira del hilo

Actuación final, como música de fondo.

actuaciónChuchi Cuadrado y Germán Ruiz

Chuchi y Germán

Prensa escrita

Las ONG buscan convertir Valladolid en ‘Ciudad Justa’

La Plaza España acoge un mercadillo para celebrar el Día Internacional del Comercio Justo

Uno de  los puestos de la  Plaza España - Alberto Mingueza

Puesto de Come sano come justo de la Plaza España – Alberto Mingueza

M. Díez Garrido

Convertir la ciudad de Valladolid en un lugar donde el consumo de productos sea responsable y equitativo, ese es el deseo que tienen los miembros de la Plataforma de Comercio Justo de Valladolid. La Plaza España acogió ayer un pequeño mercadillo para celebrar el Día Internacional del Comercio.

El objetivo era claro: concienciar a la gente para que Valladolid se integre en el proyecto ‘Ciudad por el Comercio Justo’. «Esta iniciativa surgió en el año 2000 en Inglaterra para facilitar el acceso a estos productos en una pequeña localidad(Garstang)», explica Jesús Gómez, de la plataforma. Desde entonces, 1.000 municipios tienen ya el título de ‘Ciudad Justa’ en todo el mundo y 40, en España.

Para formar parte de esta iniciativa, Valladolid tiene que reunir una serie de estándares. Necesitan «tener 16 establecimientos de venta minorista que oferten, al menos, 3 productos de Comercio Justo» y «10 establecimientos y servicios de hostelería que oferten algún producto de este tipo».
Según cuenta Gómez, «falta un establecimiento hostelero y un punto de venta» para cumplir el reto, que esperan que sea «en breves». Para ello, señaló Ana Isabel Pérez, de Ecogermen, «es imprescindible que las instituciones apoyen el proyecto». En este sentido, ambos aseguraron que el Ayuntamiento ha afrontado el reto «con seriedad» y realizó una declaración en apoyo delComercio Justo, que también es necesaria para obtener el título. La responsable de Ecogermen destacó que todos los partidos políticos locales han incluido e apoyo al Comercio Justo en sus programas electorales.

En los puestos instalados en la Plaza España se podía ver todo tipo de productos, desde chocolate hasta cosméticos. La intención, como señalaron en un manifiesto que leyeron a las 20.00 horas, es «seguir denunciando estas injusticias y defender un mundo más justo, más humano, más decente»

 

Día Mundial del Comercio Justo

 

El segundo sábado de mayo se celebra en más de 50 países el Día Mundial del Comercio Justo.

Este año, el Día Mundial del Comercio Justo (sábado 9 de mayo) se centrará en las injusticias y violaciones de Derechos Humanos que se producen en el sector del textil.

En ese Día queremos hacer una llamada a la ciudadanía para que conozca qué hay detrás de su ropa y de otros artículos textiles que utilizamos cotidianamente.

Trabajadoras de la organización de Comercio Justo Talleres de Nazaret, en Filipinas. Foto: Taller de Solidaridad